Cambio de armario

Realizar cambio de armario no le gusta a nadie. Bueno, miento, a mí sí. Pero es que yo no cuento porque, si me vas conociendo, con esto del orden soy un poco rarita. Me encanta ordenar, me relaja, me da paz, y cuando veo toda la tarea terminada, suspiro y sonrío de felicidad.

Hoy te quiero dejar unas pautas para que tu cambio de armario no te resulte tedioso ni estés deseando dejarlo a medias porque te agota.


Lo primero de todo es VACIAR:

  1. Pon todo el contenido del armario sobre la cama.

  2. Ten a mano bolsas grandes para tirar o donar.

  3. Revisa prenda por prenda.

  4. Tira las prendas muy usadas, manchadas o rotas.

  5. Separa para donar las prendas que no vayas a usar, te vayan pequeñas o grandes, o no te gusten.

  6. No guardes 'por si acasos', si no te lo has puesto en mucho tiempo, querida mía, no te lo vas a poner más.

  7. Dobla bien cada prenda y guárdalas todas bien colocadas en cajas, así no plancharás de más cuando las recuperes la próxima temporada.

  8. Haz lo mismo con todo el contenido de los cajones que no vayas a necesitar.


Ahora vamos a LLENAR:

  1. Antes de llenar los armarios y cajones, hay que limpiarlo todo bien.

  2. Coge prenda a prende y decide si la vas a usar. Si es así, ponla en la percha y cuélgala en el armario.

  3. No cuelgues prendas que ya no te sirvan, estén en mal estado o no te gusten, solo ocuparán espacio.

  4. Cuelga las prendas por orden de color o tono. Así verás a simple vista cuanto tienes de cada color.

  5. No apretujes la ropa, si no te cabe en el espacio que tienes, es que, y lamento decírtelo, tienes prendas de más.

  6. No cuelgues 'por si acasos', ni prendas llenitas de bolas por muy enamorada que te tengan.

  7. En los cajones, dobla bien las prendas y colócalas por orden de color.

  8. Observa tu obra y disfrútala.



Y por último, recuerda que es importantísimo MANTENER:

  1. Mantener el orden es básico, así que respétalo.

  2. Si compras prendas nuevas, elimina las viejas: Una entra, otra sale.

  3. No cuelgues en el armario ropa que hayas usado durante un rato. Tiéndala para airearla o ponla a lavar.

  4. Usa ambientadores de armario y cajones, tienes la receta para fabricar ambientadores caseros aquí.

  5. Mantener.

  6. Mantener.

  7. Y mantener.


Un armario organizado te APORTARÁ:

  1. Paz y tranquilidad.

  2. Ahorro de tiempo: no tendrás que rebuscar entre prendas amontonadas.

  3. Ahorro de dinero: no comprarás de más ni duplicarás prendas que ya tienes pero que estaban escondidas en ese montón.

Recuerda seguirme en Instagram para más trucos y consejos :)


Entradas Recientes

Ver todo