Tarros decorativos

Cuando hacemos cosas por nuestra cuenta, como que las valoramos más, ¿verdad? Al menos a mí me pasa. Cualquier cosa mona que termino luego me puedo pasar un buen rato mirándola (y no suspiro porque sería exagerado). Me gusta esa sensación de haberlo hecho con mis manitas.


El otro día, harta de ver el jarrón de cristal con las flores de Ikea que había sobre la mesa del salón, me dije: va, busca algo para sustituirlo pero con poco presupuesto. Así que se me ocurrió utilizar unos botes que tenía en casa. Como siempre tengo algo de pintura y barniz, cuerdas, cintas y demás, pues me puse al lío. Y, oye, el resultado, ni tan mal.


Te  voy a contar cómo lo hice y qué necesité para ello. Atenta:


· Botes de cristal: Los que he usado yo son las típicas Mason Jar, pero puedes usar cualquier tipo de bote de cristal. Eso a tu elección.

· Pintura chalkpaint: Yo he usado blanca, pero puedes pintarlos del color que más te guste.

· Brocha

· ModPodge: Es un barniz-cola que me encanta. Protege las superficies y da un ligero brillo. Me gusta como queda y además sirve para que el bote repele el polvo. Si lo dejas solo con la pintura de tiza (que también puedes hacerlo) te quedará la superficie más áspera y de adherirá más el polvo. Así que esto, a tu elección, aunque te lo recomiendo.

· Plástico o hule para proteger la mesa.

· Cordón, cinta o lo que quieras poner de decoración al bote.

· Unas flores a tu gusto. Las que he usado yo son similares a la paniculata.


Vamos al lío.


Antes de empezar es importante proteger la zona en la que vas a trabajar. Yo puse una bolsa de basura grande porque no tenía periódicos ni papeles (hace siglos que no compramos prensa en casa ni recibimos publicidad)



Limpiamos bien los botes, quitamos las tapas y pintamos. No tiene más secreto. Yo dejé sin pintar la base del bote, así no sufría por si se pegaba al plástico. Además, esa zona, una vez pintado todo, no se ve.


Una vez pintados los tres botes, los dejas secar. No tarda mucho, en media horita los tienes listos. Si ves que no te queda la pintura muy igualada puedes darle otra capa. Una vez secos es cuando aplicamos el ModPodge. Esto protegerá los botes del polvo y hará que sean más cómodos para limpiar


Y ahora un truqui: el ModPodge es un barniz cola y como tal, suele pegarse la tapa cuando lo cierras y lo guardas. Un truco para poder abrir bien el bote (este y cualquiera del estilo como siliconas, colas, etc.) es poner papel film entre el bote y la tapa.

Una vez seco el barniz ya puedes decorar los botes como más te gusten. Yo les puse una cuerdecita y unas flores blancas pequeñitas muy parecidas a la paniculata. El resultado no puede ser mejor y ahora mi salón me gusta mucho más sin ese jarrón enorme y esas flores que ocupaban tanto espacio.


¿Te gusta? Pues ya sabes. Además es una buena actividad para hacer con niños y que pinten sus propios botes para su habitación para guardar sus tesoros, lápices, etc. Incluso podéis hacer uno para el baño para que pongan allí sus cepillos de dientes. Si los proteges con el ModPodge, la pintura resistirá muy bien la humedad. Y barato, muy barato. Por muy poco dinero tienes algo bonito y hecho por tu misma.



Entradas Recientes

Ver todo
Suscríbete para estar al día de las novedades

© 2020 by Eva Ruiz.

Aviso Legal