Crema de calabaza suave

Hoy vengo con una receta rica, rica. Podrás pensar que es una simple crema de calabaza, pero esta crema de calabaza es especial porque es apta para todos aquellos que sufrimos de intestino irritable o colón irritable y/o malabsorción a la fructosa y a la lactosa. Yo lo tengo todo, soy una afortunada (introducir aquí llanto).


Es apta para los que sufrimos de colon o intestino irritable porque no lleva ajo ni cebolla, y no nos afecta en exceso a los que no toleramos bien la fructosa porque el nivel de fructosa de la calabaza está dentro del permitido, siempre y cuando no abusemos, lo mismo que ocurre con el calabacín  y la zanahoria.



CREMA DE CALABAZA SUAVE


75 grs. de zanahorias en trozos

30 grs. de AOVE

600 grs. de calabaza pelada en trozos

400 grs. de agua

1 cucharadita de sal

100 grs. de leche desnatada o semi sin lactosa

1 pellizco de jengibre rallado o en polvo, o de cúrcuma (a tu gusto)


En Thermomix:


1.- Poner en el vaso las zanahorias, peladas y a trozos grandes, y el aceite. Trocear 4 seg. vel. 5 y después sofríe 7 min. a 120ºC y a vel. 2.

2.- Añade la calabaza y trocea 7 seg. a vel. 5. Rehogar 10 min. a 120ºC y vel. 2.

3.- Añade el agua y la sal. Programa 20 min. a 100ºC y vel. 2.

4.- Agrega la leche y el jengibre rallado o en polvo, o la cúrcuma al gusto. Espera unos minutos para que baje la temperatura y tritura 3 min. a vel. 5-10 progresivamente. Se puede tomar caliente o fría, aunque a mí me gusta más calentita.


En cocina tradicional:


1.- Pela y corta las zanahorias. Cuanto más pequeñas mejor, así tardaran menos en cocinarse. Pon una cazuela al fuego con una cucharada de aceite de oliva y rehoga unos 5 min.

2.- Añade la calabaza en trozos pequeños y rehoga 10 min. más.

3.- Añade el agua y la sal y deja hervir unos 20 min. a fuego medio.

4.- Agrega la leche y el jengibre rallado o en polvo, o la cúrcuma al gusto y remueve. Deja enfriar un poco y tritura con el turmix hasta que te quede una crema.

Truco: Para que no te salpique mientras trituras cubre antes la cazuela con papel film y haz un agujero justo para meter el brazo del turmix. Tritura y después ya puedes quitar el papel film.


Como te comentaba, el índice de fructosa de la calabaza es bajo, así como el de la cantidad de zanahoria de esta receta. Además, son alimentos muy bajos en calorías, alto contenido de potasio y bajo aporte de sodio, por lo que no retendrás líquidos con esta cremita. Aporta mucha vitamina C y betacarotenos que se transforman en vitamina A.


Además, la cúrcuma y el jengibre son antiinflamatorios y muy aconsejables para una buena digestión.

Vamos, que esta crema de calabaza suave es una maravilla tanto para el paladar como para nuestro sistema digestivo. Yo la suelo preparar casi cada semana y me soluciona muchas cenas.


Y si te gusta el boniato, solo tienes que sustituir la calabaza y también tendrás una crema súper sana y riquísima. 

Suscríbete para estar al día de las novedades

© 2020 by Eva Ruiz.

Aviso Legal